martes, 8 de abril de 2008

LUIS TARRIO: ¿UNA EXÉGESIS?


En nuestro* post “Intromisión I”, fechado el 1/4/08 se publicó un artículo incomprensible firmado por un tal Luis Tarrio. Esta publicación fue aprobada, lo reconozco, por motivos espurios: pero hay un límite para todo. A raíz de su ininteligibilidad**, decidimos pedir explicaciones (vía mail) al tal Tarrio. Estas explicaciones llegaron a la brevedad, pero resultaron, también, ininteligibles. A raíz de esto, se conformó una comisión de notables al efecto de hallarle la quinta pata. El Lic Peyorato, el Arq Pete Peller y yo nos reunimos el día determinado para la tarea (provistos del equipo de mate pertinente) pero los notables nunca se presentaron. Algo sin embargo, pudimos sacar en limpio:

Tarrio es parte de una corriente de vanguardia autodenominada “Logogestaltismo”. Es posible que sea su fundador y único integrante, pero esas son sólo inferencias nuestras (o mías) Pensamos que lo más lógico hubiese sido llamarla “Logogestáltica”, apartándose de la ortodoxia. Pero que le vamos a hacer: estas corrientes son muy amigas de la tradición.

El "Logogestaltismo" (al parecer) se vale de la teoría gestáltica*** para la creación de su obra. Intentamos analizar su lenguaje, con escasos resultados. Por ejemplo, suponemos que “No querer mucho con Russell o Galileo. Epur si muovue”, valdría por “No tiene mucho que ver con Russell y Galileo, pero caminar, camina”. El pasaje que comienza con: “Literatura fantástica (…)” y termina en: “No le miento que me creo eso”, es, al parecer, una declaración estética o idealista, pero sólo en el cerebro de Tarrio. La frase analizada más arriba, quizás participe de esta declaración, pero eso es una incógnita.

Por nuestra parte, deploramos la elección de Arreola como sujeto de su alabanza, no porque Arreola no nos guste, sino por todo lo contrario. Además, dudamos del convencimiento de Tarrio respecto al valor de su estética puesto que, en el último párrafo, cuando se las da de poeta, la abandona por completo.

_________

*Nadie supo explicarme nunca por qué es de uso el plural en estos casos.
**Siempre me gustó escribir esta palabra (pieza de museo de los hipopotamomonstrusesquipedalófilos) por la sencilla razón de que soy incapaz de pronunciarla.

***Nuestra ilustración da un ejemplo serio de la Gestalt, en donde el cuadrado que vemos es construído por nuestro cerebro, ya que no está presente de modo efectivo. Para mayores elucidaciones ver el artículo correspondiente de Wikipedia. (Es decir Gestalt, no Tarrio)

4 comentarios:

fede dijo...

No se preocupen: nada más me faltan 3 cuotas de la licuadora: ¿Cuánto puede llegar a escribir este tipo en 3 meses?

Carolingio dijo...

Creo que cuando utiliza el plural esta refiriéndose a la propiedad compartida de la obra entre el autor y al/los lectores.

En cuanto a Luigi, a mi me cayo bien por el hecho de que me paso un dato interesante.

Saludos!

Carolingio dijo...

debi haber puesto "a la supuesta propiedad compartida..."

fede dijo...

Si se siente dueña: dígalo: es posible que yo esté buscando precisamente eso: eliminar la distancia: barrerla. Hablar y que usted me entienda. Le repito (con más convicción ahora): felicidad es ser comprendido.