miércoles, 20 de marzo de 2019

EL GATITO DE CHAIKOVSKI



¿Por qué este gato? ¿Y por qué no? Para empezar, está buenísimo, y el que diga que no le gusta, miente. Puede haber, por supuesto, algo de pedantería y de chauvinismo en la elección, no me atrevería a negarlo. Pedantería en citar a uno de esos compositores bien o mal llamados “clásicos”; y chauvinismo, claro está, en la elección del género. Pero lo cierto es que no sé nada de Chaikovski ni de los hermanos Ábalos. De hecho, es mi incompetencia en materia musicológica, por si no lo notaron, lo que me lleva a este torpe ejercicio de literatura del yo, a hablar (para decirlo en buen criollo) no tanto del asunto en cuestión, como de mi propio culo.
Podría haber elegido The Man Who Sold the World y hubiera logrado hacer lo que, no sin dificultad, hice siempre: fingir que no soy un convidado de piedra en la fiesta del rock, que de entre todos los ñoños posibles, ni siquiera me tocó ser ese que sabe los años en que se editaron los discos de Yes y Deep Purple. Porque por ahí viene un poco la mano: la música es importante en mi vida, pero no es ese ángel omnipresente que parece ser para el resto de los mortales. Disfruto mucho al escucharla, pero la verdad es que lo hago muy de vez en cuando y que, cuando lo hago, el rock no tiene preeminencia sobre Piazzolla, Jobim o (ahí vamos con la pedantería) Bach o Tárrega.
Quizás haya un dejo de rebeldía en la elección, es cierto, pero prefiero pensar que, al aceptar la pauta que me proponía Coverama, lo hice asumiéndola como un gesto creativo y por eso no pude evitar la tentación de poner en tensión las reglas de juego. Al final de cuentas, todo acto creativo se desarrolla en ese territorio de tensión y no tiene sentido fuera de él; si sabés que el barco no se va a hundir, vayas a donde vayas, no vale la pena zarpar. Y toda vez que definimos un conjunto del siguiente modo: “x tal que x es un cover”, el gato de Chaikovski nos trae más dolores de cabeza que el de Schrödinger. Primero, porque la palabra “cover” presupone el mundo del rock y segundo (y más importante), porque se supone que en todo cover el tema versionado es más que conocido, puede identificarse fácilmente y es citado por completo y no fragmentariamente. Nada de eso se cumple en este hermoso ejercicio de los hermanos Ábalos… Y sí, soy de esos ñoños que usan la palabra “hermoso”.  
Seamos francos: tampoco es que me puse a pensar en cómo los iba a jorobar o cómo iba a hacer el papel de ciego en país de tuertos. Hay algo de azar en esto; de azar y de capricho. Y es que el hecho creativo es, también, y, esencialmente, un capricho. Durante mucho tiempo quise escribir algo para este blog, pero no encontraba la música adecuada. Y no encontrar la punta del ovillo, por supuesto, me fue encaprichando cada vez más. En fin, que todo lo que precede a esta última duda, quizás no sea más que la racionalización de ese momento extraordinario en que grité “¡El gatito de Chaikovski!”, con ese tono de júbilo infantil que debió usar Arquímedes, allá lejos y hace tiempo, cuando descubrió que el agua desplazada en su bañadera correspondía al exacto volumen de su culo.
¡Adentro!

sábado, 2 de marzo de 2019

BARRIL SIN FONDO

Resultado de imagen para acertijo batman


.....Si el sentido de la existencia y del mundo mismo son un enigma, resolverlo quizás entrañe un enorme peligro. Todo enigma, en un sentido estrictamente lógico, pierde sentido al ser resuelto, deja de ser como tal. Entendido el mundo de ese modo, su dilucidación teleológica implicaría, por ende, su aniquilación. 

sábado, 26 de enero de 2019

MARGINALIA: NOTA SOBRE LA NOVELA

Resultado de imagen para MARGINALIA

....Quizás la novela escrita por alguien que no domina el género sea más interesante para el lector que la de un novelista nato. Quizás la novela no sea más que una bitácora involuntaria de ciertos procesos (el de su propia concepción, el de la modificación de un personaje, el de subtramas nacidas del propio extravío). Quizás la bitácora de alguien que se ha perdido sea mucho más estimulante que la de alguien que sabe a ciencia cierta dónde está. Quizás por eso, el novelista, a medida que su dominio del género aumenta, se imponga dificultades; en fin, acabe siempre por romper su mapa.
... 

sábado, 19 de enero de 2019

OTRA VEZ EL POETA

Resultado de imagen para poesia


....Ansioso por estrenar el nuevo año, desempolvo un puñado de viejos versos de mi bitácora.



..........He venido para cumplir las eternas tareas del poeta.
..........Para descender al Infierno con Virgilio,
..........para amar lo imposible,
..........para ensayar de nuevo el mismo eterno verso,
..........para cantar a la nostalgia y a la lluvia
..........(que en la estrofa son la misma cosa),
..........al amor y a la mujer
..........(incorpórea o real, amada o no, sensual o tímida),
..........para invocar la vieja magia del símbolo,
..........para trocar en palabras lo vivido.

....
....

lunes, 31 de diciembre de 2018

FORMAS DE ELITISMO

Resultado de imagen para maradona dribbling


Más de una vez he visto a Maradona dar pases que nadie entendía; la pelota llegaba al centro del área, donde más duele, pero al delantero ni se le pasaba por la cabeza ir a buscarla ahí. Los goles, si los había, terminaban llegando por la insistencia en desbordes por atropellada y sendos centros a la olla.
Esto lleva a una conclusión terrible: un cuatro esforzado, para un nueve sin luces, resultaba más eficiente que Maradona.
El resultado es que hoy, algunos ni siquiera tratan de parecerse a Diego, a Bochini o a Riquelme: sueñan con ser cuatros eficientes para nueves sin luces, por la sencilla razón de que esos nueves son mayoría.
En literatura pasa algo parecido: el miedo a no ser entendido hace que muchos sueñen con ser un cuatro de copas y nadie intenta poner en dificultades al crítico y, mucho menos, al lector. Se ha llegado a construir, incluso, una moral proto democrática para justificar este ejercicio canallesco de mediocridad.
En fin, que el elitismo, en ocasiones, es una fatalidad de aquel que pretende, de vez en cuando, tirar una pared, y no un gesto aristocrático de desprecio hacia el otro.

jueves, 20 de diciembre de 2018

FINAL PARA UNA NOVELA MUY, MUY, LARGA

Resultado de imagen para mujer de espaldas espera en cafe

      Y ahí estaba. Y fui a su lado y le dije lo que había ido a decirle,
lo que no hacía falta decir, porque haber ido era decírselo.

sábado, 17 de noviembre de 2018

NOTA SOBRE UN ASOMBRO

Resultado de imagen para aquiles y la tortuga

Siempre me ha fascinado la paradoja, siempre fui proclive a ella, a solazarme en ella. Quizás por eso me volví escritor, es decir, artista. El arte es territorio de paradojas. Y ni hablar de la literatura, porque la paradoja es, ante todo, un subproducto del lenguaje.
Quizás la más atractiva e inquietante paradoja del arte es la que implica el problema del estilo.
Ser escritor consiste, casi exclusivamente, en estar enojado con uno mismo por no poder escribir como aquellos a los que uno admira y, a la vez, estar enojado con uno mismo por no tener un estilo propio. Es como si nuestra identidad se nos presentara y representara como un estorbo para desarrollar nuestra identidad.

EL GATITO DE CHAIKOVSKI

¿Por qué este gato? ¿Y por qué no? Para empezar, está buenísimo, y el que diga que no le gusta, miente. Puede haber, por supuesto, alg...