martes, 20 de enero de 2009

ESPERA Y OTRAS ANÉCDOTAS DE MUGUINO

Cierta vez, uno de sus alumnos le pidió a Manuel de Muguino que le diera a entender escuetamente a qué venía todo el asunto ese de la metafísica.
.
--¿Oyó decir--, le dijo, entonces, el profesor--, eso de que "todo depende del cristal con que se mire". Pues bien, el eureka de toda metafísica bien podría ser: "¡Al fin he roto todos los cristales!"
.
* * *
.
Una tarde en mi despacho, mi secretaria me hizo saber que había recibido la visita de un hombre "un tanto extraño". No sabiendo de quién se trataba e, imaginando una presencia indeseada, debo admitir que me hice esperar más de la cuenta. Grande fue mi sorpresa y mi bochorno al ver después que mi visitante no era otro que el mismísimo Muguino. Avergonzado, sólo atiné a ensayar una disculpa un tanto torpe.
.
--No se preocupe, Nicolás--, me dijo el profesor haciendo gala de su consabida cordialidad--. No sé por qué a la gente le molesta tanto esperar: se parece tanto a no hacer nada.
.
* * *
.
Todo el que haya visitado la casa de Manuel de Muguino, sabe muy bien que lo único invariable en su desvencijado y por demás desordenado escritorio, era un cartelito de cartón minúsculo, en el que podía leerse la siguiente sentencia de su puño y letra:
.
"El que no pueda o no quiera ver el mar, nunca entenderá el curso del río"*
.
__________
*Extraído del libro: "Muguino y yo", de Nicolás Platero. Bs As, 1977.
.

7 comentarios:

Fede dijo...

No tengo internet. Así que denme un tiempito para agregar los links a otros textos de referencia a Muguino. No es que suponga que alguien vaya a (re)leerlos, es sólo que me acostumbré a escribir el primer comentario y no se me ocurrió otra cosa para decir. Sé que esto me hace quedar como un maníaco pero la verdad es que es más fuerte que yo y por ejemplo, me preocupan en grado sumo cuestiones minúsculas, como por ejemplo que algún lunático pueda leer completo este comentario non sense

Elvio Lador dijo...

Me gustaría comer una sandía en la playa con vos ;)

Fede dijo...

¡Salga de acá, atorrante!

Fogel dijo...

No conozco a Muguino, pero soy curioso. Esperare los Links. Me gustó el blog. Volveré, aunque sea uno sólo, nunca millones.

Fede dijo...

Estimado Fogel:

Me disculpo por el carácter hermético de los mensajes que le preceden: no esperaba visitas. Voy a poner el link.

Walter L. Doti dijo...

Por algo me gusta tanto Muguino. Siempre pensé lo mismo, ¿por qué molestará tanto esperar? La verdad, estoy cansado de escuchar a las viejas quejarse en la cola del banco, para después volver a la casa y tejer mientras escuchan la radio.

Y me gusta su visión de la metafísica, también, expresada en la primera y la tercera cita: la liberación de los prejuicios y su necesaria generalidad.

Un gusto leer a Muguino.

Luc dijo...

Bien por Elvio que parece que fue el único que entendió el juego. Aunque su nombre me genera desconfianza.

En cuanto a Muguino, la frase del mar es excelente. Aunque a diferencia de lo que él y Gualterio sostienen yo no soporto esperar. Es más, el otro día casi muero esperando ver el resultado del enigma.

Un abrazo