jueves, 15 de enero de 2009

DE ONOMÁSTICA





¿Por qué tienes nombre tú, día miércoles?
Pedro Salinas

....Un día nació un nombre. Y le dieron el mundo, que es la suma de nombres; Juan, manzana, Belfast, piedra, ornitorrinco... Y ahí está él, muy orondo, comiendo y bebiéndose otros nombres.
....Me dijeron que es mío, pero yo no lo creo. Escucho hablar de él muchas veces, y de mí (de este pobre yo que soy), ni una palabra, ni de lástima, ni por capricho.
....Mi nombre tiene un sueldo, una casa y amigos. Y yo, mientras tanto, estoy solo y espero. ¡Y ni sé lo que espero!
....Dicen que tengo que irme un día. Pero él no va a irse nunca; van a ponerlo en una piedra muy bonita, de yeso o de granito, con dos fechas abajo, muy prolijas.
....Y van a poner una inscripción: "No quería más nombres y murió diciendo uno." Y eso va a ser lo único que, sin saberlo, alguien diga de mí.
....He dicho.

* * *

4 comentarios:

Luc dijo...

¡Magnífico!

Extensión: 10
Estilo: 10
Temática: 9

Adoro nombrar cosas. Mi primer bautismo fue a los 2 años, mis padres tenían un perro gris al que yo bauticé "Rojo" con mucho tino.

Abrazo

Walter L. Doti dijo...

¿Estás seguro de que ese texto lo escribiste vos? ¿Seguro?

¿Quién otro que yo podrá armar tu biografía? Voy a anotar esta fecha como el inicio de una etapa diferente; como el primer experimento de un hombre del siglo XIX para salir del siglo XIX.

¡Asombrante!, diría (si existiera tal palabra)
__________________________________

Luc nunca lo supo, pero el nombre del nombre de su perro gris, era Marrón.
¿cuál sería el nombre del nombre del nombre de ese cánido?

Sor Laia dijo...

Nombre
no quiero ser tu
déjame solo
no quiero que me llamen
ni quiero llamarme
no hay palabra que diga quien soy
no hay sonido que testifique por mi
Por eso ahora
déjame solo
después de tantas respuestas
de girar el cuello tantas veces
solo por oir algo que se pereciese a mi nombre

Fede dijo...

Me gustó Laia, quienquiera que seas.