lunes, 9 de junio de 2008

EL PUENTE AZUL

Siempre había padecido de una extraña dolencia mental que afectaba su memoria. Seguramente había revisado una y otra vez, hasta el cansancio, el arma que llevaba oculta en su mochila, con el lógico temor de que algo saliese mal.

Por fin, a la hora convenida, lo vi acercarse hacia mí cruzando el bosque.

––No tendrías que haber venido–– me dijo mientras me apuntaba––; te cité para matarte.

––No, Miguel…–– respondí yo con una sonrisa amarga. ––Yo ya estoy muerto; me mataste ayer, en el punte azul... Yo fui el que te citó para saber por qué.

Le vi entonces aquel gesto de confusión tan suyo, tan propio de su enfermedad, dolorosamente cercano al temor. Pero no hablaba, no dijo una palabra; tal vez por temor, o porque él mismo no recordaba por qué lo había hecho.

8 comentarios:

fede dijo...

¿Será el olvido la peor venganza?

Idea dijo...

Es curioso, porque el olvido resulta la peor venganza para el olvidado y sin embargo quien olvida deja de vengarse precisamente por hacerlo, pues la venganza o el deseo de vengarse implica no olvidar, supone un sentimiento cualquiera sea él, siempre ahí, siempre presente.

Calderondelabarca dijo...

Venganza, Injusticia, Rencor...
Lo que sucede es que muchos se han pronunciado sobre el punto y entonces llegamos a ver como incluso se ha calificado al Perdón o al tratamiento indulgente del enemigo como la peor de las Venganzas.
Yo soy más líneal. A mi modo de ver la Venganza es hija del Rencor y este a su vez hijo normalmente de la Injusticia.
Pero no toda Injusticia trae Rencor y no todo Rencor trae Venganza.
De la misma forma que nunca de la Venganza (qué no sólo es el Ojo por Ojo ) podría obtenerse Justicia . Muchos la confunden.
El Olvido , cuando hay sentimientos de por medio ,puede ser una excelente herramienta para instrumentar venganza.Caso contrario , es funcional al olvidado . Algunos , como en mi caso , sólo tratan de usar dicho instrumento para que una situación no lo siga dañando.Procesa algún rencor como puede y espera que en esa tarea el tiempo lo ayude. La palabra Venganza no existe en mi repertorio
y con agrado veo , aún en este tiempo devaluado , que hay mucha gente que coincide en este tema.

Muy bueno el Cuento. Una idea tan fuerte que prescinde casi de las palabras. Por un momento , me imaginé en ese Puente de uno y otro lado.

Walter L. Doti dijo...

Me impresionó el gesto de perplejidad del asesino olvidadizo. Un gesto de duda acerca de si el otro tendría o no razón. Magnífico. Utilizó Ud. un actor maravilloso.
¿Cómo?,¿Que no hubo actor? Entonces es Ud.un gran escritor.

Resolución perfecta, efecto contundente. Gran cuento más allá de qué piense Ud. sobre la venganza y esas cosas.

Diego dijo...

Vieron memento?
conocen al alemán este.......un tal alzheimer?
Alguna vez portaron un arma?
No se
Pero seguramente alguna vez olvidaron el motivo por el cual discutieron con un ser querido.

al tal efecto me remito como un tipo al que el olvido lo tomo de punto

Luc dijo...

"¿y los que no podemos olvidar?"

Funes

Darth Tater dijo...

mmm... me gustó... ¿qué puedo decir? no sé por qué pero me recordó a la nivola...
pd felicidades por el minicuento en el espacio de walter i. doti... me encantó.
p.d.2. ¿qué es ana... ana... ya no me acuerdo...

fede dijo...

Para mayores datos sobre la Atanatosofía, remítase al post "Chapeando", publicado en este blog con fecha 31 de mayo de 2.008. Gracias.