martes, 25 de agosto de 2009

SIETE EJERCICIOS




Arena

....El puño se cierra inútilmente. La arena, leve como el tiempo, se escapa de su mano. El chico sabe que es inevitable, pero sonríe al comprobarlo. No sabe, todavía, que ese gesto ingenuo es un símbolo terrible.


La rosa

....Terminada la guerra, cruzó desiertos y mares incontables para volver a su patria, virgen en su memoria. El viaje agotó sus años: su piel se arrugó, su cuerpo perdió todo vigor, y quedó casi ciego. Al llegar a su casa, encuentra las paredes devastadas y sus enseres comidos por la herrumbre. Todo lo que había amado alguna vez ha muerto. Lentamente, camina hacia su jardín por el sendero de piedra de su infancia, invadido por la maleza. Al fin se detiene; se inclina hacia la última rosa, que arde como el fuego junto al aljibe, y la huele con devoción. El viento, indiferente, lo escucha murmurar: "Valió la pena". 


Prenda de amor

....––¿Darías tu vida por mí? ––Preguntó ella.
....––Ya lo hice ––dijo el fantasma y, llorando por su ingratitud, se esfumó para siempre.


Treinta monedas

....¡Sois unos ignorantes, todos vosotros! ¿No oísteis hablar nunca de un tal Sócrates, que burlándose de un tribunal puso a su vida el ridículo precio de treinta monedas, el precio de una entrada al teatro? Por eso yo, siglos después, pedí también treinta monedas al judío... ¡El precio de una mula! ¡Porque todo era una farsa! Por eso Jesús me sonrió esa última tarde, por eso mismo no rehusó mi beso... 


Jaque Mate

....Negras: Alfil a torre seis....
....Blancas: A horse! A horse! My Kingdom for a horse!


Josephine de Beauharnais

....––Desvísteme despacio, Napoleón, que no estoy apurada.


El día de Brahman

....La imagen pertenece a los antiguos vedas: un pájaro, cada cien años, roza con su ala la cima de una montaña. Cuando el pájaro (o las muchas generaciones de pájaros) aniquilen esa montaña, se habrá agotado un sólo día del dios Brahman. No me asombra ese abismo, que ya conozco; persiste, todavía, el lento día en el que intento olvidarte...
.

6 comentarios:

Fede dijo...

No valió la pena.

Luzdeana dijo...

Cuánta poesía, don Fede.
Permítame llevarle la contra, que después de todo a usted le encanta.
Escribir siempre vale la pena. Si algo de lo que hacemos es leído por alguien, si podemos conmover y transmitir pensamientos, emociones, sensaciones... Ya sabemos que los consagrados siempre serán unos pocos. Además, seguir aprendiendo está muy bueno.
Su mini "La rosa", me recordó en esos viajes tan largos a "Seda", de Alessandro Baricco. Se lo recomiendo.
Y le dejo un link:

http://ciudadseva.com/textos/teoria/opin/bioy1.htm

Fede dijo...

Ahora sí valió la pena.

Onirica dijo...

me mato lo de josefina jajajaja

Lutsek dijo...

A mí el que me gustó mucho es "Prenda de amor".

Fede dijo...

Onírica y Lutsek:

Las elecciones nunca son ingenuas...
Think about it!