martes, 25 de agosto de 2009

LA GIOCONDA Y EL GARABATO




Cierto día la Gioconda
habló con un garabato
y le dijo muy oronda:
"Yo soy un mejor retrato"

Ciertas risas escaparon
de algunos groseros labios.
Unos pocos se callaron,
porque en el mundo aún hay sabios.

El garabato, ofendido,
arregló sus diez rayones
y elevó, en tono atrevido,
su voz de cuatro crayones:

"Doña ilustre Mona Lisa:
yo no tendré su abolengo,
ni su famosa sonrisa,
pero algún tesoro tengo...

"Sin embargo no me ufano
de mi virtud, que no es mía,
si no de la sabia mano
que me creara aquel día.

"Es más alto siempre el verso
cuanto más grande es el bardo:
no me enrostres el esfuerzo
que se ha tomado Leonardo.

"Soy un capricho muy feo
inspirado por el tedio.
¿Mi lugar no es el museo?
¡Lo admito, pues... qué remedio!

"La fama -que no es muy cuerda-
tal vez nunca sea mi suerte,
pero un hombre me recuerda
hoy en su lecho de muerte...

Siendo muy monda y lironda,
tan linda y afortunada,
de modales, la Gioconda,
demostró no saber nada.


MORALEJA

Somos aquello que hicieron
con eso poco que fuimos
y seremos lo que hicimos
con aquello que nos dieron.

No hagas gala, como aquella,
del blasón que no te toca
y aprende de esta querella
a no abrir tanto la boca.


 .

6 comentarios:

Fede dijo...

Garabato

Bits dijo...

Me encantó.

Fede dijo...

Gracias, Ña Bits. ¿Cuándo tendremos el agrado de encontrar un nuevo post suyo?

Luzdeana dijo...

“Al oír” qué…? Ese poeta desconocido debería hacer algo en serio con su talento.
Y un basural no es lugar para un garabato que da clases de educación a la mismísima Gioconda. Genial, :))

Darth Tater dijo...

¡Diablos! Y yo que quería reincorporame a la bloguereidad... ¡qué manera de matarme!

Daniel Rico dijo...

Que bueno.

Tambien Sartre dijo, "somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros."

saludo!