lunes, 31 de agosto de 2009

INFIERNO




¿Cuántas veces intenté leer la Comedia de Dante para descubrir con asombro que algo misterioso me detiene cada vez que termino la primera parte? Mi lectura hasta ahí es apasionada y siento que podría devorar el libro sin descanso. Pero, entonces, llegan el Purgatorio y la promesa de ascender al Cielo después; y la magia se debilita. Entonces comienzo a hojear con descuido frases aisladas y, finalmente, abandono la lectura.

Me pregunto a qué se debe esa extraña imposibilidad. ¿Será (me pregunto con tristeza) que los hombres modernos no podemos creer en el Cielo más que como alegoría y en el Purgatorio como en una torpeza burocrática o leguleya, mientras que el Infierno se nos presenta como algo absolutamente real?

Visitar el Infierno, para Dante, es el precio para llegar al Cielo, donde lo espera Beatrice Portinari. Hombres muy doctos han afirmado que Beatrice simboliza para Dante la Fe. Pero qué simboliza para mí, para nosotros que, ya rara vez buscamos la Fe. Es como si nos hubiéramos resignado con el tiempo a aceptar que es preciso pagar un precio altísimo por ese algo inefable, y que, al mismo tiempo, lo consideráramos inalcanzable.

* * *

¿Será casualidad que piense hoy en esto, hoy que me siento, para decirlo en buen toscano:


5 comentarios:

Fede dijo...

Lasciate ogni speranza voi ch'entrate

Comedia, Infierno, III, 9.

Daniel Rico dijo...

¿Porque insistis en ampliar al resto de la humanidad tus opiniones y panicos? Vos tendras problemas para ascender al cielo porque intimamente te sabes indigno de el, pero el resto de nosotros entramos sin ningun problema, nos sentamos a ver el programa de tinelly 24 horas seguidas y comemos amburguesas del macdonal con musica de ragaeton de fondo... ¿como decis?¿que eso es para vos el infierno?

Luzdeana dijo...

Siga, no arrugue… Y si Beatrice no es la Fe, y se encuentra con un misterio nunca antes revelado? No me diga que no lo intriga un poquito, a usted que es tan preguntón.

Acá puede escuchar a dos que se quejan como usted de “ésa”, su archienemiga. No se fije en el video porque es malísimo, solamente escuche. Quería comentarlo en su bitácora pero no está habilitado.

http://www.youtube.com/watch?v=DmlPuUuVLkU

Walter Leonardo Doti - (Usina de Ideas) dijo...

1ero.: Era mucho mejor la foto que yo te había sacado.

2do.: Me acordé que nunca me pasaste las fotos de moentevideo, tan bonito que había salido.

3ero.: Schopenhauer, que reducía el mundo terreno a fatiga y aburrimiento, encontraba en los símbolos del infierno y el paraíso, la representación de este doble aspecto de la realidad. Cuando no hay fatiga no hay nada: difícil escribir, con ese marco de fondo, algo que resulte interesante a alguien.

Fede dijo...

Rico:

En realidad, los infaltables en mi Infierno personal son Guido Casca y "Pablito" Codevila. Ah, por cierto: en continuado, cine de Carreras.


Luz:

Es cierto, pero se cansa uno de preguntas que siempre quedan sin responder.


Walter:

Su primer punto es muy gay.

El segundo está más allá de mis humildes capacidades como operador de PC.

El tercero no lo entendí. No conozco el trabajo de Schopenhauer como solista.