sábado, 28 de enero de 2012

ADIVINA, ADIVINADOR O QUINTA PATA A LA PRECOGNICIóN


....Supongamos que se presenta ante nosotros una persona decidida a darnos prubas irrefutables de su capacidad precognocitiva. Para eso, pone a nuestro alcance un catálogo de predicciones, de modo de contrastarlo empíricamente con los acontecimientos futuros que pretende anticiparnos... Pero, mejor todavía; en tren de suponer (y para descartar todo posible engaño), supongamos que nosotros mismos tenemos estas imágenes del futuro y que, invariablemente, resultan ser ciertas. Aún así, no podríamos afirmar que el prodigio es cierto, porque ¿cómo podríamos estar seguros de que vemos, simplemente, el futuro y no que aquello que suponemos una mera precognición, es algo que afecta al futuro, modificándolo?
....Es una lástima que los adivinos no existan; nos hemos perdido un debate asombroso.
.

4 comentarios:

Fede dijo...

Redondo, redondo, barril sin fondo

Idea dijo...

Fede,me perdí. Lo del agujero negro más que asustarme, me supera. Aquello del conocimiento, sólo sé que no sé nada y no es humildad, es simplemente verdad.
Pero volviendo al adivinador, ¿porqué para evitar todo posible engaño debemos tener esas imágenes del futuro? Eso es lo que lleva a concluir tus dudas. ¿No podrían guardarse bajo cuatro llaves?
¿No existen los adivinos?

Idea dijo...

Yo creo que no existen porque mi conocimiento de la idea de "tiempo" es - tal vez limitada - dinámica y dialéctica. Por esa razón no es posible la precognición. Ahora, predecir no resulta tan difícil, basra analizar un poco la línea del tiempo para intuir algo del futuro.

Luzdeana (Diana H.) dijo...

Los agujeros negros me aburren... me quedo con la poesía.
Quizás nuestras visiones del futuro tengan algún efecto sobre los hechos. Más de una vez ante situaciones de vida he concluido, en términos muy generales, que es bastante obvio que estamos donde alguna vez proyectamos estar (visualizaciones, creencias, intenciones, planes, expectativas, proyectos y acciones van tejiendo una trama compleja). Creo que mi gran duda es hasta qué punto y con qué nivel de precisión es posible determinar el futuro. Y eso sí que creo estamos lejos de poder responder. ¡¡Brindo por eso!!
Fuentes: mi propio tránsito por la vida.
(Qué sé yo, es lo que se me ocurre desde mi ignorancia. Estoy muy equivocada?)