viernes, 13 de abril de 2012

ESE VANO OFICIO DE MELANCÓLICOS


"Si no sabes decirlo, no lo sabes"
Antiguo adagio romulano


....Ayer me encontré con una de esas personas que habla como si se hubiera empachado con galletitas de la fortuna. Hablaba mucho sobre la sinceridad en el arte. Era amigo de un amigo, así que no dije nada, pero pensé: "La sinceridad en el arte vendría a ser creer que la forma estorba, que la forma no habla. Es decir; no entender en lo absoluto qué cosa es el arte." 
....Es cuando fondo y forma se confunden cuando el arte sucede.*
....Yo no sé si ejerzo bien el arte que elegí (este vano oficio de melancólicos**), pero sé que lo comprendo un poco mejor... El flaco me pareció bastante chanta y bastante estúpido, como toda la gente que cree que pensar es coleccionar figuritas y sacarlas a relucir en el momento oportuno. Pensar no es volver por el camino seguro; pensar es aventurarse al error, ir a donde nunca antes se fue. Se los dice alguien que, de vez en cuando, piensa.

_________________________________
* Perdón; este vino me poso hegeliano.
** Prometo escribir algo bueno con este título del cual no soy digno.
.

3 comentarios:

Fede dijo...

Et tout le rest est littèrature. PV. "Y todo lo demás es literatura; ese vano oficio de melancólicos..." Es un buen final para una nvela de 1300 páginas; lástima que yo odie las novelas de 1300 páginas.

Fede dijo...

"Antiguo adagio romulano" :D

Rosalie dijo...

El hombre sin atributos, seguro que te gusta.