jueves, 21 de mayo de 2009

EL HOMBRE DE CARNE Y HUESO



"El hombre de carne y hueso, el que nace, sufre y muere (sobretodo muere), el que come, y bebe y juega, y duerme, y piensa, y quiere; el hombre que se va y a quien se oye, el hermano, el verdadero hermano.

"Porque hay otra cosa, que llaman también hombre, y es el sujeto de no pocas divagaciones científicas [...] Un hombre que no es de aquí o de allí, ni de esta época o de la otra; que no tiene ni sexo ni patria, una idea, en fin. Es decir; un no hombre.

"El nuestro es el otro, el de carne y hueso; yo, tú, lector mío; aquel otro de más allá, cuantos pisamos sobre la tierra."

5 comentarios:

Fede dijo...

Estos son los pensamientos de los hombre de todos los tiempos y países: no son originales míos,
Y si no fuesen igualmente tus pensamientos, no valdrían nada, o casi nada,
Si no son el enigma o la solución del enigma, no valen nada,
Si no son cercanos y remotos al mismo tiempo, no valen nada,
Esta es la hierba que crece en todas partes, dondequiera que haya tierra y agua,
Este es el aire común que baña el globo.

WW

Walter L. Doti dijo...

¿Puede uno vivir como hombre y reflexionar como no-hombre?

vfedor dijo...

parece que se trata de estadios de la conciencia. nos movemos entre ellos, vamos y volvemos. como si fueramos una imagen que se desdibuja y vuelve a encontrarse.

Darth Tater dijo...

Detesto a Unamuno, Fede. Y tal vez por éso me he leído casi todas sus obras y me he procurado las más cuidadosas ediciones.
Nada qué ver, lo sé, sólo quería comentarlo.

Fede dijo...

Darth:

Me parece muy bien: el desprecio es un buen comienzo, o al menos, un comienzo.