jueves, 28 de mayo de 2009

APOLOGÍA DEL CAMBIO


......Hay quien piensa que el cambio constituye una traición hacia aquel que fuimos. Es posible, pero lo cierto es que el viaje que nos aleja de nuestro origen lo hace acercándonos hacia donde vamos. Y, al fin de cuentas, toda superación supone un cambio.
......Lo cierto es que lo único imposible en este mundo es quedarse quieto. La existencia no es una planicie, sino una interminable rampa; todo aquello que pretende permanecer estático, se ve arrastrado hacia el fondo, irremediablemente. Y en el fondo nos espera la mediocridad, la costumbre, el tedio...
......En cuanto a mí; suelo ser muy inconstante, pero se me pasa enseguida.

5 comentarios:

Fede dijo...

Ante la duda, obedezcan el mandato de la experiencia. Recuerden la sentencia hindú:

"Mono viejo no trepa ramaputra"

Anónimo dijo...

Arriesgate y si perdés por lo menos arriesgaste.

Fogel dijo...

...a mi me preocupa el tipo de la imagen, se lo ve en una situación comprometida...

"Renovarse es vivir", escuchamos decir, pero a medida que pasa el tiempo, nos volvemos cada vez más sedentarios y rechazamos todo cambio, aduciendo al contradicho, "Mejor malo conocido que bueno por conocer", y así andamos, intentando cambiar el mundo, para no tener que cambiar nosotros.
Un abrazo

Walter L. Doti dijo...

Muy bueno el aporte del amigo Fogel. Y tiene razón con lo del hombre de la foto. ¡Denle una mano!


Muy buena la idea: o se sube o se baja. No hay término medio.

Luzdeana dijo...

El cambio pedalea en contra de la muerte, por paradójico que suene. Avanzamos por la vida sólo superando lo anterior. Y al que se queda, o no quiere avanzar... la realidad me dice que ella misma lo pasa por encima.
Saludos, don Fede.