viernes, 18 de septiembre de 2009

LA APUESTA DE PASCUAL


Cierta noche, mientras se tomaba una fresca, Pascual tuvo una idea que lo llenó de optimismo. "Si el amor existe", pensó, "al apostar por él, si gano, lo gano todo. Y si apuesto en contra del amor, aunque el amor no exista, no gano nada." Como Pascual venía de su clase de matemáticas, se sentía particularmente sensato esa noche, así que decidió apostar por el amor... y perdió.

8 comentarios:

Fede dijo...

Hipotexto

Daniel Rico dijo...

Desde hase algunas semanas tus textos se han vuelto mas profundos y mejores. ¿a que se debe?
Me recuerdan los textos colaterales que aparecen cuando uno escribe novelas.


La apuesta de Pacal es una pedanteria esceptica. Ademas, no confiesa que creer incluye dudar de los dioses ajenos... y quemar en una pira a los que apuestan a esas deidades equivocadas.

Se podria creer sin tener que embromar a nadie?, tal vez, pero no olvidemos que el gran juego exige grandes apuestas, si uno no esta dispuesto a jugarse el todo por el todo, mejor dedicarse a la quinela protestante.

A dios no se lo puede engañar cambiando la carne por pan o la sangre por vino...

Ahora podria intentar una metafora remplazando la fe por el amor pero yo ya estoy muy viejo para esas mariconadas.

Saludos!!!

Fede dijo...

jaja

Onirica dijo...

que pesimista!!! lo dejo su novia que mando este post???

Fede dijo...

A veces (sólo a veces) lo que uno escribe excede lo biográfico.

Onirica dijo...

excede no quiere decir que no tiene algo que ver.

Darth Tater dijo...

¿Y cómo supo que perdió?

Fede dijo...

Darth:

No sé: pregúntele a él.