lunes, 14 de septiembre de 2009

UNA BROMA


No sé de dónde salió. Tampoco sé si es cierto o si realmente significa algo. Más que pensarlo, siento como si alguien me lo hubiera dicho al oído mientras caminaba, de vuelta del trabajo:

La vida es una promesa maravillosa. La juventud es el tiempo
en que creemos que esa promesa va a cumplirse.

Hoy no fue un día particularmente triste, pero creo que de un tiempo a esta parte dejé de creer en esa promesa. Es esa extraña sensación de que todo es una broma, pero nadie se atreve a decírnoslo.

11 comentarios:

Lutsek dijo...

Será que Dios es un humorista?

Onirica dijo...

Dios tiene un humor muy acido... sino miralo al ornitorrinco.

Hay muchas definiciones de la vida:

- la vida es una herida absurda
- la vida apesta
- la vida es hermosa
- la vida es una cancion
- la vida es una carretilla llena de mocos.

y mas y mas...

Carolina dijo...

Que triste post.

Pero yo lo cambiaria a uno más desalentador aún:

"La vida es una promesa terrible: la de la muerte. La madurez es la certeza de que la promesa esta por cumplir"

Luzdeana dijo...

No se ponga mal.
El humor no salva de nosotros mismos.
Aplausos, don Fede.
Para levantarle el ánimo, claro.

Walter Leonardo Doti - (Usina de Ideas) dijo...

Reflexión muy subjetiva. Seguro que Del Potro piensa que sí se cumplió.

Luzdeana dijo...

Qué mal ando tecleando. Por qué no reviso lo que escribo?
El humor NOS salva, quise decir.
O no? Uy, qué lío.

Daniel Rico dijo...

¿Vistes la pelicula EL DIA DE LA MARZOPA?; bueno, vos tenes el sindrome del dia de la marzopa: tus dias se paresen demaciado entre si y el cerebro, para ahorrar espacio, los recuerda todos como si fueran uno solo y el mismo, de ahi esa sensacion de tiempo detenido y futuro imposible de alcanzar; o sea de aburrimiento.

Se cura facil: tenes que aprender a tocar el piano, tratar de salvar una vida irremediable, hacer un millon de amigos y conseguir que una mujer se enamore de vos.
Yo empezaria por la mina, como dijo Nobel.

Darth Tater dijo...

¡Animo, Fede! La primavera está llegando y con ella volverá su buen humor negro de antaño. Sólo recuerde que la vida no vale nada.

Anónimo dijo...

La frase es de Enrique Beltrán, periodista y político uruguayo... ¿qué tanta siquiatría te recetan por este post?

Fede dijo...

Anónimo:

¿Qué se siente no estar triste nunca? Es algo que le envidio mucho a las personas sanas.

Luzdeana dijo...

¿Qué sería estar sano?
¿Y quién te dijo que nunca están tristes?