martes, 5 de mayo de 2015

OTRO POEMA DE LOS DRONES

A Walter Doti
(Poema por encargo)

Gracias quiero dar a la infinita combinación de unos y ceros
por los populosos avatares que pueblan la red,
por la red misma, ese mundo sin olores,
espejo de esa otra red
donde se urden los días de los hombres,
por el milagro del celular
que mientras tiene batería
conecta las voces de amigos y amantes,
por el inodoro inteligente
que supera en IQ a muchos de sus usuarios,
por el mp3
que comprime esa forma del tiempo que es la música,
por la tele HD
ese sucedáneo de la magia,
por los drones
que nos permiten acosar culos arcanos,
por el pacman
metáfora y cifra de la naturaleza dialéctica de la historia,
por las mascotas virtuales
que nunca rompen la cuerina de los sillones,
por Bill Gates
y su mitología de pestañas, ventanas y ratones,
por YouTobe y Wikipedia
que agotan, quizás, el universo,
por el logo de Google
que, para nuestro asombro, logró desplazar al de Coca-Cola,
por los foros y el "Me gusta" de Facebook
gráciles placebos de melancólicos,
por Andy Warhol
que profetizó los 15 minutos de fama de Amigacho,
por el foco de Edison
que dio a luz nuestra era de licnobios,
por la paradoja de este mundo
en el que Einstein nos reveló la imposibilidad de lo simultáneo
y en el que todo es simultáneo,
por el porno animé
que demuestra que el deseo es perverso, proteico, ilimitado,
por el laberinto interminable de los links
que llevan a sitios insospechados,
por los algoritmos informáticos

(hilos de Ariadna intangibles)   
por los blogs que nadie visita
solitarios como el árbol de Berkeley,
por las incontables personas que dialog
an cada día conmigo
y cuya cara no veré nunca.


5 comentarios:

Idea dijo...

Como siempre, me enacantó.

Idea dijo...

"por las incontables personas que dialogan cada día conmigo
y cuya cara no veré nunca."

"por las incontables personas que dialogan cada día conmigo y por el rostro que alguna vez pude ver frente a frente"

Fede dijo...

Por lo mismo. ¡Salud!

Walter Leonardo Doti - (Filosofo Multimedia) dijo...

Chas gracia!

Fede dijo...

No hay de queso, nomás de papa