miércoles, 5 de septiembre de 2012

CURIOSIDAD


,,,,,Han muerto todos mis dioses, salvo la curiosidad. Dejé de esperar milagros hace tiempo. El amor y el arte (siempre esquivos) ya no me llenan de ansiedad en la espera. El pecado y el vicio se volvieron tediosos, rancios... La vida vale la pena porque no sé si va a llover mañana, qué canción va a silbar el próximo peatón distraído al cruzarme en la calle, o qué nueva tontería será el monstruo sagrado de la opinión pública. La tristeza es asunto de los otros. 

3 comentarios:

Clea dijo...

¿Puedo pedirle prestado el texto y quedármelo? No es un afán capitalista, es por un asunto de identificación.

Fede dijo...

¿No veo cómo podría impedirlo?

Fede dijo...

:P