viernes, 21 de noviembre de 2008

OBSESIONES



....Nuestras obsesiones hablan de quiénes somos. Pero, no: puede decirse mejor: al hablar de nuestras obsesiones, es de nosotros de quienes hablamos, incluso, sin saberlo. A través de ellas nos conocemos y nos mostramos ante los demás del modo más sincero, porque aquello que nos apasiona nos desnuda también.
....Pero el peligro de las obsesiones es que también nos atrapan en nosotros mismos, nos aíslan del mundo y de nuestros afectos. En los límites de nuestro propio mundo nada es capaz de sorprendernos y, mucho menos, de modificarnos.
....Sólo unas pocas personas pueden arrancarnos de ese mutismo. Sólo unas pocas personas son capaces de conmover ese mundo a través de sus propias obsesiones, de su propia pasión.
....Al final del juego, ya viejo, no imagino que nadie sea capaz de recordar con nostalgia más que dos o tres conversaciones, dos o tres anécdotas, y el recuerdo de alguna de esas aventuras amorosas de las que no conviene hablar mucho ni este ni en ningún otro ámbito.
....Esta escena de la película “Entre copas” (Sideway, 2004), a cargo de Virgina Madsen y Paul Giamatti habla de esas dos cosas que, en el fondo, son una misma cosa: la soledad inherente a cada hombre y el increíble acto de amor de los que intentan atravesar ese muro, al parecer, infranqueable. 
..

8 comentarios:

Fede dijo...

NOTA AL MARGEN:

Todo empezó cuan Lucía* me mufó. Después me rompí la rodilla y ahora ando rengueando de la pierna derecha y tomando unas pastillitas de no sé qué porquería.

Todo lo cual, sumado al siguiente cuadro preexistente:

humor negro
suficiencia
barba de tres días
competitividad infantil
misoginia
sabihondismo
engreimiento
misantropía
cinismo
loboesteparismo
sarcasmo
ironía cáustica...

Es decir, una sintopatología clara que denota que al fin de cuentas me transformé Who? (VER LINK)

____
*El pseudónimo busca resguardar la identidad de la mentada y lo que queda de mi integridad física.

Fede dijo...

LINK SUSODICHO

Lucia dijo...

Hola! Ví esa pelicula y me encantó. Ah, cuanto a lo otro... Uno debe tener en cuenta la edad que tiene y actuar en consecuencia.

Saludos, terricolas

Idea dijo...

Fede, de eso va la vida, de llegar, tal vez cansado y viejo, al final del camino y poder recordar esos dos o tres momentos en los que no estuvimos solos porque alguien alguna vez logró cruzar esa frontera infranqueable y hacerla vulnerable.
Un beso grande.

Walter L. Doti dijo...

Excelente escena. ¡Qué sexy la mina!
Pero si lo mencionó, será porque en el fondo lo quiere contar. ¿Qué es eso tan inconfesable que hizo?

Luc dijo...

Veo en la escena a aquellos que cual estetas pueden maravillarse de lo que para otros es insignificante, considero eso un don. En cuanto al link, House es el forrazo infalible que a mí me gustaría ser pero no me da para ninguna de las dos cosas.

Un abrazo

Teclas Digitales dijo...

Si hay algo que me obsesiona es ver un cuadro o poster mal colgado en la pared. Lo veo y lo corrigo

Walter L. Doti dijo...

Yo estoy obsesionado con las tetas. ¿qué dice eso de mí?